Edición 442: Yoel Acosta Chirinos: Ver a Jaua me da risa

The following two tabs change content below.

Lavinia González

lavigonzal@yahoo.com

[note color=”#f9edbe”]

No puede vivir sin tener el concepto de patria en la mente. Y siempre busca la felicidad de los demás, “de Venezuela”. No habla de amargura, sino de “compromiso con el país”. Jura que los líderes no nacen, se hacen, “yo me considero un líder militar”. Católico practicante, ve a Dios en todas partes “e invento mis oraciones, que digo con corazón”. Asegura que el camino es el centro, no la derecha ni la izquierda, y siente que “las tribunas para la gente que no tiene poder y quiere decir la verdad, han ido desapareciendo”. En septiembre cumple 62 años; nació en el estado Falcón en 1951. Licenciado en Ciencias Militares en la Promoción “Simón Bolívar II”, formó parte de la fundación del MBR 200 y fue responsable de la toma de la base aérea Generalísimo Francisco de Miranda durante el golpe de Estado del 4F de 1992 contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez; el cuartel San Carlos y la cárcel de Yare fueron sus ‘residencias’ durante un tiempo, el necesario para aprender lo que hoy sabe y debate. Conversamos con Yoel Acosta Chirinos, un revolucionario de la A a la Z que sigue fiel al proyecto original, criticando a la derecha y a la izquierda del país nacional. Creador del partido Vanguardia Bicentenaria Republicana da un mensaje de unidad “y más unidad para hacernos más fuertes y luchar contra los enemigos”

[/note]

“Cuando fundé Vanguardia Bicentenaria Republicana lo hice con la idea de construir, no destruir. Pero ni Chávez ni Maduro aceptaron que el partido los postulara en las presidenciales. Me pregunté si no querían nada con Yoel Acosta porque fue un comandante del 4F y su carga histórica era muy pesada”

–En qué anda Yoel Acosta Chirinos.

–Estoy dedicado a la interpretación del momento histórico que vive Venezuela y a la búsqueda de vías para resolver los problemas que confrontageneral acosta chirinos 037 nuestra sociedad. Pero, sobre todo, cumplo con la tarea de motivar a la gente para juntos estudiar e interpretar la Constitución de 1999, la cual, todos sabemos, contiene las bases ideológica y programática de nuestro proyecto bolivariano, que llevábamos en la mano cuando insurgimos el 4 de febrero de 1992.

–Tiene rato interpretando el momento histórico que vive el país, a qué conclusión ha llegado.

–En Venezuela derecha e izquierda fracasaron, rotundamente. Es necesario buscar una alternativa para, en primer lugar, poder reencontrarnos como venezolanos y como latinoamericanos con el pensamiento bolivariano –que es un pensamiento de redención, de unión, de integración-, para hacer una gran fuerza y plantear esa tercera vía, que existe, no es una invención ni una fantasía.

–¿Esa tercera vía tiene nombre? 

–Sí, se llama Simón Bolívar. Y él se traduce en integración de los pueblos para buscar salida a los diversos problemas que confrontamos. La Carta Magna de 1999 plantea una democracia auténtica al referirse a que el fin supremo es refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica. Al hablar de refundación del Estado, es válido preguntarnos qué tipo de Estado tenemos en estos momentos, si es grande, ineficiente, ineficaz, corrupto.

–Debe tener una respuesta concisa y clara, sobre esa pregunta.

–Mi opinión no difiere de otras opiniones ya expresadas tanto en público, como en privado: el Estado que tenemos ahorita es totalmente ineficiente e ineficaz, corrupto al extremo. Cuando insurgimos el 4 de febrero de 1992, lo hicimos por el grave problema ético enraizado en la administración pública, nuestras instituciones estaban abatidas por la inmoralidad… La raíz del Poder Moral es profundamente bolivariana; Simón Bolívar decía que moral y luces son los polos de una república, son nuestras primeras necesidades.

–Los corruptos del país no tendrán paz ni sosiego, el presidente Maduro ya comenzó la ‘cacería’, lo que mucha gente aplaude.                        

–Los corruptos no se atacan con paños tibios. ¿Cómo se ataca la corrupción desde el Gobierno?, pues devolviéndole la soberanía al pueblo, como lo establece el artículo 5 de la Constitución. Y cuando esto ocurra, el pueblo se empoderará económica y políticamente. Entonces, mediante esa figura que creamos en la Carta Magna y que se llama Consejo Moral Republicano, podemos construir una fuerza que abra camino dentro de esa putrefacción moral y ética que tiene el país. Si nos empeñamos en no creer en esa figura constitucional, nos tocará bajar la santamaría y sentarnos a esperar que venga la debacle. Por eso, al comienzo de la entrevista te comenté que estaba motivando a la gente para estudiar e interpretar la Constitución de 1999, es necesario que el pueblo conozca su contenido para que de una vez por todas, decida cumplir con ese principio de corresponsabilidad social establecido en el texto fundamental, y abrace la idea de empoderarse en lo político y en lo económico.

–¿El gobierno de calle tan excelentemente vendido por el Primer Mandatario Nacional, no le da poder al soberano?

–El Poder Popular no es teoría ni discurso, es una realidad que tenemos que crear alrededor de la participación y protagonismo del pueblo; de ahí que si éste no participa concientemente, cómo se va a constituir en el actor principal del cambio.

–¿El pueblo quiere ser el protagonista de su propia historia, realmente? 

–Tenemos una cultura de la no participación, el pueblo toma una conducta pasiva ante la democracia representativa, o sea, tú me representas y yo me quedo meciéndome en el chinchorro esperado que resuelvas mi problema. El rentismo petrolero, por ejemplo, es una cultura; ante el indio que está enchinchorrado, se presenta el gringo y le dice “abajo tienes petróleo, pero careces de capital para sacarlo; yo tengo el dinero, si me alquilas el terreno te pago una partecita de la ganancia”. El indio se acostumbró a esa ‘partecita’ y vive de ella, no quiere abandonar el chinchorro para ir a producir, para ir a pelear por su dignidad, por su libertad. No podemos seguir una campaña basados en las misiones, en Mercal, en “voten por X candidato”. Llegó el momento de decir “por la libertad, por la dignidad, por la igualdad”, es decir, hacer énfasis en los valores.

–El 14 de abril muchos pobres saltaron la talanquera, reflejando su insatisfacción o descontento con esas misiones.   

–Mientras las mafias permanezcan enquistadas en las misiones y las misiones, el resultado siempre va a ser el mismo. Desde arriba le mandan 100 bolívares al pueblo, pero sólo le llegan 30-40, pues todo se va quedando en ese camino burocrático que no está comprometido con los intereses del pueblo.

–Tal vez a los líderes y sus asesores, al no estar al tanto de lo que dice la Constitución, les resbala los términos ‘compromiso’ y ‘pueblo’.   

–Así es; el problema en Venezuela es la falta de un verdadero liderazgo comprometido con los intereses del país. Como dicen en mi pueblo, vendrá un ventarrón tipo huracán que se va a llevar ese liderazgo viejo que nunca ha asumido el compromiso de velar por los intereses de la nación. Estoy convencido de que ese liderazgo tanto de la derecha como de la izquierda, será barrido y suplantado por un liderazgo nuevo, gente comprometida en la defensa de los intereses nacionales.

“Cómo buscar la unidad

si los líderes están comprometidos

con las mafias y la corrupción”

–Quien hasta hace poco fuera coordinador municipal de la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) en el municipio San Fernando, Vito Vinceslao, manifestó al presentar su renuncia “irrevocable” a esa instancia del bloque opositor que “en los actuales momentos la oposición en nuestro estado Apure le hace falta seguir preparándose para hacer política, pero una política de altura donde se pueda dialogar para poder construir una verdadera democracia participativa”.

–Lo expresado por Vito Vinceslao es una prueba fehaciente de que tampoco en la derecha hay respuestas, de ahí su planteamiento de lo que establece la Constitución de 1999. La pregunta es pertinente: ¿Cómo entender lo que se desconoce? La razón por la cual hay tantísima gente que no conoce los planteamientos ideológicos y programáticos de la Carta Magna, es porque los líderes no los han explicado, pues tampoco los han leído. Y cuando hablo de líderes no me refiero sólo a los de la derecha, también los de la izquierda han incurrido en ese error garrafal. Cuando la izquierda no quiere cumplir con la Constitución, la derecha aplaude porque no le conviene que cumpla. Estamos en crisis precisamente por los antivalores que nos han conducido a la realidad actual. No es secreto que las mafias han proliferado en cada rincón del país porque representan un negocio interesante; la gente ya no mira para arriba buscando una conexión con Dios, lo que le interesa es el contacto con el dólar (risas).

–Rafael Caldera, en su libro Especificidad de la Democracia Cristiana, señala que “cuando los hombres o los partidos pierden la claridad en las ideas y carecen de una interpretación coherente y racional de sus actos, corren rápidamente hacia la esterilidad”.

–Los partidos políticos sólo han servido para dividir y la consecuencia de esa división en Venezuela es un país partido en dos mitades iguales. Es como un poco de gente montada en una gran lancha, la mitad rema hacia delante, mientras la otra mitad lo hace hacia atrás; y con esa manera de remar es imposible que la lancha arribe a un feliz destino porque no hay acuerdos entre los remadores. Es imperativo, entonces, que el diálogo se haga presente, que nos pongamos de acuerdo como pueblo para ver hacia dónde vamos a transitar, cuál rumbo es el que nos interesa porque se traduce en desarrollo sustentable. Es fundamental buscar la unidad, pero cómo hacer para encontrarla si los líderes están comprometidos con las mafias, con la corrupción, con lo material. Es vital conocer el significado de ‘ética’ y ‘moral’, dos palabras siempre utilizadas por Bolívar. El Libertador decía que nos han dominado más por la ignorancia que por la fuerza, pues llegó el momento de comprenderlo, ¿cuándo vamos a recoger los documentos bolivarianos para interpretarlos y utilizarlos como farol que alumbra el camino del cambio?

–Hoy en día, Bolívar es un ‘huésped muy apreciado’ de la oposición, luego de haberlo menospreciado, según los oficialistas. 

–El colmo de la oposición es que regala libros que hablan del Libertador, sin siquiera haberlos leído. Y si los leyeron, los pusieron como adornos en el escritorio o en la biblioteca, si acaso tienen una, porque nos les gusta para nada las ideas de Bolívar.

–¿El país nacional necesita con urgencia una oposición distinta a la actual?

–Por supuesto, el problema está en que la oposición no sabe para qué es la oposición. Una oposición no es para tumbar al Gobierno, sino para ayudar a guiarlo; para indicarle a través del diálogo que las políticas implementadas no van por buen camino y que deben corregirse. La oposición venezolana se acostumbró durante 40 años a gobernar, y verse sin poder ha fracturado sus principios fundamentales. Considero, sin embargo, que en estos momentos el adversario está aprendiendo a ser oposición, que está afinando su rol y buscando el centro para hallar el equilibrio.

–¿Y lo encontrará más temprano que tarde?

–Hugo Chávez fue para la oposición un agudo y constante dolor de cabeza, pero ahora tienen a Nicolás Maduro, que es el ‘hijo’, y el dolor de cabeza continúa (jajajajajajajajaja). Creo que él va a seguir los lineamientos de su ‘padre’, el problema es que va a ser un trabajo difícil; en diciembre, cuando le planteó a Venezuela su última proclama, Chávez dio varias órdenes, la más enfática fue ‘nada de acuerdos con el imperio, nada de acuerdos con los enemigos del pueblo’. Pero la política es precisamente eso, cómo hacer acuerdos para poder avanzar en ese terreno.

–¿Los Estados no pueden ser amigos?   

–Decir que Estados Unidos no es enemigo de Venezuela tiene su interpretación o sus interpretaciones… Los Estados no tienen amigos, sino intereses, de acuerdo con esta premisa es que vamos a hacer la diplomacia y las relaciones bilaterales –o multilaterales- con un país.

–John Kerry (Estados Unidos) y Elías Jaua (Venezuela) cordializaron un montón en Panamá, como nuevos amigos, pues, causándole urticaria verbal a un sector de la oposición. ¿Desoyó el Gobierno la orden de Chávez?      

(Jajajajajajajajajaja) –Creo que no, ese es un escollo bastante grande. Recordar a Jaua, todo un radical, diciendo “no habrá ningún acuerdo con el imperio” y después verlo al lado del gigantón gringo todo sonrisas, me dio risa, un raro no sé qué. Bueno, me dije, eso forma parte de la diplomacia, hay que esperar los resultados de lo que ambos conversaron tan afablemente. Lo importante es que el pueblo chavista radical está alerta, viendo lo que está ocurriendo en el Gobierno.

–Según miembros de la MUD, Chávez le dejó una papa hirviendo a Maduro –inseguridad, inflación, especulación y otros males-. ¿Sabrá torear el Presidente las dificultades y salir airoso?   

–No es lo mismo que Hugo Chávez estuviera presente resolviendo sus propios problemas, que otros reciban una papa caliente como herencia sin tener igual capacidad ni liderazgo. Es obligación de Maduro estudiar lo heredado y darle solución en el corto plazo, pues el pueblo no tiene paciencia ni va a esperar. Pero el Presidente es un hombre comprometido con los ideales de Hugo Chávez, estoy seguro de que mantendrá el proyecto bolivariano.

–El Presidente ha sido descalificado no sólo por la vocería política.

–El otro día un sociólogo que era entrevistado en un canal de televisión, dijo que “Maduro tenía el vocabulario de un niño de 12 años”, me reí ante la aventurera apreciación sociológica. El Presidente es impredecible y aunque tiene fallas de formación académica, las superará en el corto plazo. Tan es así que su discurso ha mejorado notablemente, pienso que se está preparando para ser un gran estadista.

–Chávez muerto “sale” más en televisión que en vida. De tanto escucharlo y verlo, uno cree que está vivito y coleando. ¿Pero ese recordatorio estrategia’ no es algo abusivo y peligroso?

–Chávez es un mito… Ahora bien, todo depende de la intención con que se haga esa recordación; si es para mantener viva la imagen de Hugo Chávez en el inconsciente del pueblo venezolano o si es para que me elijan y mantenerme en el poder. Ese atavismo que se ha creado en torno a la figura de Chávez es peligroso cuando no hay una personalidad política en el individuo, cuando el liderazgo es endeble, no está consolidado. Considero, no obstante, que no sólo el pueblo va a mantener viva la imagen de su gran líder y cuidará que su legado se mantenga en el tiempo, sino también quienes lo adversaron. Estos últimos, ante la situación actual, dicen que prefieren a Chávez, que él hace falta (risas).

“El pueblo no puede seguir pensando

que alguien lo representará”

–¿En política, ‘estar involucrado’ y ‘estar comprometido’ no es lo mismo?

–La diferencia es abismal, el político involucrado jamás se compromete…

–Él tendrá sus razones, una de ellas es que el pueblo se olvida de que “amor con amor se paga”.   

(Jajajajajajajajajaja) –Estás hablando de un pueblo malagradecido. ¡Pero es que en la viña del Señor hay de todo, cómo evitarlo! (jajajajajajajaja)… Hugo Chávez entregó su vida a la idea de la redención, a la lucha por los pobres y excluidos, y estoy convencido de que estos guardan hacia él un sentimiento de agradecimiento, que les dolió enormemente la partida de su líder. ¿Que el 14 de abril, según las cuentas sacadas por el Gobierno, cerca de un millón de pobres votó por la opción opositora? Lo importante es utilizar esa masa crítica para abrir caminos y buscar la interacción de todos.

–Ha dicho que piensa, como dijo un poeta, que hay que dejar la misericordia o la  bondad de algunos líderes para dedicarnos a la justicia social, pero, ésta en qué momento comienza.  

–Empezará cuando el pueblo entienda el significado de democracia participativa y protagónica, y asuma la responsabilidad de convertirse en soberano, en ser el dueño de su propio destino. El pueblo no puede seguir pensando que ‘alguien me va a representar y me va a dar algo’ ni continuar inclinándose ante el poder que representa un gobernante; tiene que cambiar ese pensamiento tan nefasto por el de “soy un ciudadano venezolano con derechos establecidos en la Constitución Nacional y los reclamo, cueste lo que me cueste”.

En su opinión, qué dice el ADN del socialismo.

–En Venezuela hay tres palabras que deben ‘desnudarse’ ya, con urgencia: socialismo, revolución y bolivariano. Se sataniza la figura de Simón Bolívar al decirse que “el proyecto bolivariano ha fracasado”, cuando la verdad es que el proyecto aún no ha sido aplicado porque tanto la izquierda como la derecha se pelotean la Constitución, la utilizan de la manera que mejor les conviene. Nadie explica que la estructura fundamental que plantea la Constitución de 1999 es el Poder Popular, la columna vertebral de la democracia participativa y protagónica. Entonces, al hablar de socialismo, se refieren al centralismo, cuando la Carta Magna es completamente descentralizadora porque plantea la democracia participativa y protagónica, que es la verdadera democracia. Así las cosas, uno se topa con enemigos de la democracia que están dentro de la democracia, ¿cómo identificar a esos traidores y desenmascararlos ante el pueblo para que éste sepa quienes son, y vaya tras los líderes verdaderos que lo van a guiar al estado de redención, a la Venezuela deseada por todos? La tarea es ardua, pero hay que hacerla.

Para comprender el verdadero significado de democracia participativa y protagónica, es necesario ejercitarla dándole poder a la gente, facilitándole todos los espacios de poder de abajo hacia arriba. Cómo es posible que estemos construyendo una supuesta democracia participativa y protagónica, y nuestros líderes que ocupan cargos de representación en los consejos comunales y en los concejos municipales, en las alcaldías y gobernaciones, etc., no pasan por una escuela para conocer ese proyecto. Por eso no tienen ni idea de cómo se planifica y construye un consejo comunal, menos un consejo parroquial ni un consejo local de planificación pública. El Poder Popular es un sistema que empieza por un consejo comunal y termina por un consejo federal de gobierno, siguiendo la guía de la nueva geometría del poder y ésta se traduce en cómo se distribuye el poder en el espacio. Entonces comenzamos por la comunidad, continuamos con la parroquia, el municipio, la región y culminamos con lo nacional. ¿Eso se está haciendo? ¡No! Aquí existe un despelote, una anarquía en ese aspecto.

–¿Se puede tildar de ‘despelote’ lo sucedido días atrás, cuando Nicolás Maduro regañó a Arias Cárdenas luego que al Presidente le llegara el comentario de que el gobernador del Zulia iba a aplicar un chip para la compra de productos?

(Carcajada) –Más allá de considerar que una política o una decisión, creo que Arias Cárdenas tiene toda la mejor intención de ayudar al Gobierno Nacional… Pienso que a Pancho no le gustó mucho el que le llamaran la atención de esa manera, ante todo el país, el Presidente debió ser más político, más estratega. Él fue canciller y sabe de lo que estoy hablando.

 

“Siempre dije que era contraproducente

darle alas al chavismo”

–Hoy, cómo se define ideológica y políticamente.

–Soy bolivariano. Siempre dije –y se lo hice saber a Chávez-, que era contraproducente darle alas al chavismo, que era necesario darle alas a Simón Bolívar. También le manifestaba que la Constitución de 1999 debía constituirse en asignatura de estudio obligatoria para todos los muchachos, desde el preescolar hasta la universidad, para que tuvieran un pensamiento crítico acerca de lo que significa ser un buen ciudadano. “Si el futuro de Venezuela está montado en los niños, pues dentro de 20 años ellos dirigirán el país y tú tienes que irlos formando como bolivarianos”, le repetía. De pronto no era Bolívar, sino Marx, y luego el Che Guevara o Fidel Castro. La confusión fue tremenda (risas).

Es importante que las fiestas patrias sean respetadas, que los niños en vez de irse a la playa vayan a su escuela para debatir el pensamiento bolivariano, que conozca los documentos bolivarianos, qué quiso decir Bolívar en Angostura y en Jamaica, quién dirigió la Batalla de Carabobo. Muchos no saben que José Antonio Páez comandó la primera división, Manuel Cedeño la segunda y Ambrosio Plaza la tercera, que allí murió Pedro Camejo (Negro Primero)… Es necesario que cada escuela, colegio y liceo tenga educadores preparados para entender el futuro, lo que queremos como república, como Estado, como gobierno, como sociedad.

–Vanguardia Bicentenaria Republicana, el partido fundado por usted, ha resistido los vientos huracanados de la política. Cuál es su próximo desafío.    

–Las elecciones municipales de diciembre; nuestro reto es lograr el éxito, estamos convencidos de que es posible conquistar espacios para empoderar al pueblo desde el municipio, con el consejo local de planificación pública. Nos hemos propuesto identificar los nuevos liderazgos naturales para formarlos y guiarlos hacia la conducción de esa realidad democrática planteada en el proyecto original, y contenida en la Constitución de 1999.

–¿Y si lo vuelven a rechazar, a la tercera va la vencida?

(Jajajajajajajajaja) –Cuando fundé VBR lo hice con la idea de construir, no destruir. Se presentó la oportunidad de apoyar a Chávez para las presidenciales, pero cuando quisimos postularlo él o su entorno –no sé quien dio el primer paso- no lo permitió. En las presidenciales de abril, le planteé la posibilidad a Maduro de apoyarlo, ¡tampoco quiso! (jajajajajajajajaja). Me pregunté qué quería esa gente, ¿no quieren nada con Yoel Acosta porque fue un comandante del 4F y su carga histórica es muy pesada?.. No es por alabancia, pero una de las personas que se ha mantenido incólume, comprometida con la idea del bolivarianismo, es Yoel Acosta Chirinos.

–Hágase el brujo, el 8 de diciembre cuál de las tendencias políticas obtendrá las simpatías del pueblo traducidas en votos.

–Veo un gobierno bastante debilitado porque no va a tener los recursos financieros del petróleo para atacar el problema electoral como lo ha hecho siempre; además, el gasto social se incrementa de manera exagerada cuando hay elecciones. En estos momentos veo que el Gobierno va a perder muchas alcaldías; de las 385 la mitad quedará en manos opositoras, hay un descontento generalizado en los municipios porque los alcaldes son un desastre, no han hecho trabajo político, se dejaron ganar por la inercia.

 

De la inseguridad y otras cosas

* La Fuerza Armada es fundamental, en estos momentos juega un papel importantísimo dentro de la gobernabilidad de la república. A diferencia de la FAN de la IV República, la actual está comprometida con el país.

* Es un negocio comprar más motos, patrullas y equipos policiales. La causa de la inseguridad está en la familia, en el modelo educativo, en los medios que tienen que ponerse de acuerdo para bombardear la psiquis de los venezolanos con valores y no con antivalores.

* El alcoholismo, las drogas, la prostitución juvenil y el embarazo adolescente, el desempleo, la inflación, etc., han cobrado fuerza en la familia, que está enferma. El Estado tiene que volcar todo su esfuerzo, toda su capacidad para reconstruir la familia, base de la sociedad.

* Hemos masificado la educación, ¿pero podemos decir que ha sido mejorada y es de calidad? No, tenemos la misma educación que, supuestamente, heredamos del imperio. El modelo educativo tiene que orientarse al trabajo, a la salud, a lo ecológico.

* Hace falta una alianza estratégica de todos los medios para, mediante una sola voz, decirle al pueblo venezolano que es digno, libre, capaz de hacer cualquier cosa guiado por sus valores.

* Las Verdades de Miguel es un semanario crítico, pero equilibrado. Es el único periódico que leo porque además de acercarse a la verdad, tiene trabajos periodísticos interesantes y secciones ídem, como la de sexo, salud y televisión. Ah, lo primero que leo es la última página.

* Las revoluciones son difíciles, pero no imposibles. La revolución bolivariana no es una utopía. Es un planteamiento viable. En estos momentos de crisis es importante revisar qué hicimos al principio de nuestro proceso; preguntarnos si Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora son nuestros faroles, pues pareciera que camináramos en la oscuridad; preguntarnos si vamos hacia una democracia auténtica o hacia otro modelo de gobierno que no está planteado en la Constitución; preguntarnos si estamos haciendo la verdadera revolución, si estamos convirtiendo a los venezolanos en verdaderos ciudadanos que luchan conscientemente por su bienestar, por su libertada, por su empoderamiento político y económico, si no lo entendemos vamos a girar en una espiral hacia una crisis tremenda de caos y anarquía, y acabar con todo lo que se ha construido hasta ahora.

* Una confrontación entre hermanos es la vía más fácil para el imperio penetrar a Venezuela y asegurarse el petróleo, que será la bujía que impulsará un motor llamado guerra que pronto vendrá. En el plano geopolítico y estratégico se ven todos los movimientos que está haciendo el imperio con los países aliados para ir a una Tercera Guerra Mundial porque se necesita instalar un nuevo orden mundial.

PingPong 

[box title=”” color=”#ff0000″]

–¿Su vida consiste en revolcarse en el pasado o en atisbar ansioso hacia el futuro?

–Me afinco en el ayer para vivir en el hoy.

–¿Con cuánta frecuencia se muerde la lengua?

–No llevo la cuenta, pero sucede cuando veo las cosas mal hechas.

–¿A quien ha lastimado con su imprudencia o irreflexión?

–A mucha gente (risas). Hay que hilar muy fino las ideas para no herir susceptibilidades.

–¿Dona sangre voluntariamente?

–Dos veces lo he hecho.

–Que le chupe la sangre una vampira, que lo destroce un zombie o que lo pulvericen sus colegas por pensar diferente, qué prefiere.

–Lo último, no declino mi bandera bajo ningún concepto.

–¿Cuál rasgo infantil aún conserva?

–Mi amor por la naturaleza, soy campesino.

–Imagine que paga 200 mil dólares para turistear en el espacio, ¿qué espera ver?

–Quisiera observar la grandeza de la creación.

–¿La mejor hora del día para politiquear?

–De 8 a 12 (carcajada).

–El papa Francisco dijo que los corruptos son anticristos…

–El anticristo no es una persona, sino el sistema que nos tiene contra el suelo.

–¿Los políticos venezolanos que han sido recibidos por el sucesor de Pedro son santos en estado de gracia?

(Jajajajajajajaja) –No, cada quien lleva su cruz, su karma.

–¿Tiene esperanzas de que José Gregorio Hernández será canonizado?

–Ojalá, se lo merece. Debe estar cansado de hacer cola, además ya es hora de que le reconozcan sus milagros. Si el Siervo de Dios hubiese pertenecido a la clase rica, hace tiempo lo habrían encumbrado, ocuparía un lugar hasta en el mismísimo Vaticano, pero como es pobre… (risas).

–¿Tuitea sus emociones?

–No me dedico a eso, tengo cosas más importantes que hacer.

–¿Mentira fresca, quién?

–La derecha y la izquierda; ambas han engañado al país.

–¿Su héroe en la vida real?

–Simón Bolívar.

–¿Un líder visionario y práctico?

–Hugo Chávez, que no quepan dudas.

–¿Un líder bocón?

Hugo Rafael Chávez Frías.

–Qué dispara su adrenalina.

–Enfrentarme a un acérrimo enemigo.

–Qué le produce palpitaciones.

–¡Una chica bien buena! (carcajada).

–¿El comunismo es malo?

–El comunismo es un impostor como el capitalismo, ambos son cabeza y  cola de un mismo sistema.

–¿Las protestas tumban gobiernos?

–Algunas… Son las bases de la desestabilización. Brasil, Colombia y Chile son un hervidero del descontento popular.

–¿Los políticos venezolanos tienen memoria histórica? 

–Si la tuviesen, no cometieran tantos errores.

–¿La última vez que lloró?

Cuando murió Chávez, era mi amigo. Ambos vivimos momentos difíciles, estando presos cultivamos una gran amistad, que se acrisoló con el distanciamiento que tuvimos en el Gobierno. Él hizo lo que tenía que hacer, tal vez yo hubiese sido más radical. Chávez era un hombre magnánimo, supo entender a sus enemigos que antes habían sido sus amigos.

–¿El amor es ciego?

Creo que sí. A los 15 años me enamoré por primera vez de una coriana.

–¿La mujer que lo salvó de la soledad merece una estatua?

–Todas las mujeres son heroínas.

–¿La realidad vivida superó sus sueños?

–Aún espero una realidad distinta para mi país. Creo en una Venezuela libre, unida, democrática, fuerte…

–Una ola desestabilizadora sube y baja.

–Un golpe de Estado no tiene sentido en Venezuela porque hay un pueblo consciente.

[/box]

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.