Edicion 584: Médula creativa.

The following two tabs change content below.

Fabricio Yarica

fabricioyarica2007@yahoo.com

Últimas entradas deFabricio Yarica (ver todo)

Médula creativa. Los objetos cotidianos que retrata con colores vivos, cálidos, “son mi médula creativa”, me cuenta mi colega Adán Reyes, quien también es un artista plástico que se dejó seducir por el arte pop. Tras 25 años de trabajo ininterrumpido, examinando las técnicas y recursos expresivos del pop art, en noviembre de 2015 dio a conocer su propuesta pictórica: Adán Reyes: reflexiones pop, conformada por 24 piezas, bajo la curaduría de Alberto Asprino y de la mano de Okyo Galería de Arte, que apoya artistas emergentes. Además, Adancito, que no es nada pichirre, contribuye donando su arte a favor de fundaciones y asociaciones benéficas como Autismo en voz alta, Senosayuda y Avepane. Recientemente, formó parte de los artistas emergentes que participaron en la subasta “100 artistas por los periodistas”  (junto a Jesús Soto, Carlos Cruz – Diez y Oswaldo Vigas), organizada por el Instituto de Previsión Social del Periodista, a favor del fondo de ayudas médicas del instituto. ¡Bravo, pana! Pink. No, no voy a referirme a la popular  serie animada Pink Panther, sino a las producciones dramáticas made in Corea del Sur, que son de un pink maravilloso y que en estos tiempos convulsos y de libertades de todo tipo, se agradecen. Y es allí, en ese tono rosa, donde radica la fortaleza, el encanto de esas novelas que a mí, particularmente, me tienen enganchado (ahorita me entretengo con La voz de tu amor protagonizada por  el guapísimo Lee Jong Suk y la bella Lee Bo Young). Lo confieso sin sonrojarme, es más, las prefiero a las hechas en Colombia, México y Miami, incluso a las producidas aquí (ojo, con esto no estoy traicionando a Venezuela ni a nuestros escribidores de novelas para televisión). Las producciones dramáticas surcoreanas, donde no faltan los elementos clave (tema, personajes, diálogo, caracteres, espacio, locaciones, acción, ambientación, musicalización), son de corta duración (no se alargan como chicles) y lo mejor: tetas, traseros, manoseos vulgares, lenguazos, etc., pasan a un tercer plano, no son “protagonistas”. Todo eso, además de la historia, contribuye a que sean divinamente digeridas. Involución. Si en Televen me preguntaran qué me pareció la renovación sabatina en Horizonte con el estreno de Qué noche, diría que mejor estaba la programación sin ese fiasco televisivo conducido por Don Francisco joven, perdón, por Raúl González (exChamocrópolis) y Angélica Vale. La verdad sea dicha y que me perdone quien compró ese bodrio porque “lidera” el rating en no sé cuál ciudad de Estados Unidos. Sí, como dicen, Raulito es toda una celebridad en la televisión hispana y se ha hecho acreedor de importantes reconocimientos, entre ellos, el de “Mejor presentador de Televisión” nombrado en dos oportunidades por la revista People en Español, pues me pregunto por qué aceptó la conducción de esa involución llamada Qué noche. Ah, también debo agregar que a esa dupla Raúl-Angélica le falta mucho para ser chispeante y que no cambiará las noches de Televen. Amén. Glamur y estilo. Una estupenda combinación cuando de dar noticias se trata vía televisión, independientemente si son buenas o aterradoras. Y es que Sheina Chang sabe perfectamente que la televisión es imagen, por tanto, el buen gusto, la elegancia, el estilo son un valor agregado a la manera de informar. El canal IVC tiene en ella una excelente conductora de Giro Global. Como Shaina, no hay ninguna en los noticieros televisivos, lo que da que pensar. Ella compite con ella misma. Humor negro. Muchos son los elementos que se conjugan para que cuatro personajes –uno muy distinto del otro- lograran engranar y conseguir el éxito de una obra de teatro tan particular como Budú y su noche sin censura. Y es que por cuarta vez, Pedro Pérez (alias Budú), Leo Salazar, José Manuel Gómez y Kandy Strauss, se volvieron a subir a las tablas para presentar una función cargada de humor negro, improvisación de la buena y el elemento principal: hablar de sexo sin ningún tipo de restricción en el Urban Cuplé del CCCT. Además de dirigir, Budú interpreta al personaje ordinario y grosero del elenco, roles que sabe complementar perfectamente. Bellas a millón. Osmel Sousa y sus niñas vuelven a ser el epicentro de la noticia: el próximo 23 de julio se realizará La magia de ser Miss: el inicio, donde serán seleccionadas las 24 candidatas al Miss Venezuela 2016 vía Venevisión, por supuesto. Las siguientes siete ediciones de La magia de ser Miss serán igualmente los días sábado, con la animación de Mariangel Ruíz y Henry Silva, acompañados de Rentao Barabino, Míster Venezuela 2016. En estos siete sábado las 24 chicas contarán vivencias, momentos controversiales desde que llegaron a la “Quinta Rosada”, hasta que finalmente se convierten en aspirantes al título de belleza más importante del país: Miss Venezuela.

 

Compartir este articulo:

Acerca Fabricio Yarica

fabricioyarica2007@yahoo.com