Edición 619: The Impeachment – Los Dias contados de Trump.

The following two tabs change content below.
Mi comentarios de la semana

Para los partidarios de la intervención extranjera en Venezuela. La Carta Democrática. En nombre de la libertad, este instrumento ha sido el respaldo tácito a la campaña de descredito más atroz que haya sufrido país alguno en América Latina. Sería una verdadera proeza si el Gobierno de Venezuela llegara a salir ileso de esta operación continental con ramificaciones en otras partes del mundo. Se trata de crear personas mentalmente antinacionales, controladas mediante la subversión comunicacional de oficinas de inteligencia extranjeras, convertirlos en agentes sin que ellos mismos supieran que lo son. En uno de sus acertados ensayos el periodista Santiago Camacho afirma: La existencia de fabulosos medios subliminales para manipular psicológicamente a las personas es uno de los grandes tópicos de la conspiración. Todo ello me lleva a transcribir un extracto de The Craft of Intelligence (El arte de la Inteligencia, 1963). Allen W. Dulles, director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) entre 1953 y 1961: Sembrando el caos en la Unión Soviética sustituiremos sus valores por otros falsos, sin que sea percibido, y les obligaremos a creer en ellos. Encontraremos a nuestros aliados y correligionarios en la propia Rusia. Episodio tras episodio se va a representar por sus proporciones una grandiosa tragedia, la de la muerte del más irreductible pueblo en la tierra, la tragedia de la definitiva e irreversible extinción de su autoconciencia. De la literatura y el arte, por ejemplo, haremos desaparecer su carga social. Deshabituaremos a los artistas, les quitaremos las ganas de dedicarse al arte, a la investigación de los procesos que se desarrollan en el interior de la sociedad. Literatura, cine, teatro, deberán reflejar y enaltecer los más bajos sentimientos humanos. Apoyaremos y encumbraremos por todos los medios a los denominados artistas que comenzarán a sembrar e inculcar en la conciencia humana el culto del sexo, de la violencia, el sadismo, la traición. En una palabra: cualquier tipo de inmoralidad. En la dirección del Estado crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible, pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas como innecesarias y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño y la mentira, el alcoholismo, la drogadicción, el miedo irracional entre semejantes, la traición, el nacionalismo, la enemistad entre los pueblos y, ante todo, el odio al pueblo ruso; todo esto es lo que vamos a cultivar hábilmente hasta que reviente como el capullo de una flor. Sólo unos pocos acertarán a sospechar e incluso comprender lo que realmente sucede. Pero a esa gente la situaremos en una posición de indefensión, ridiculizándolos, encontrando la manera de calumniarlos, desacreditarlos y señalarlos como desechos de la sociedad. Haremos parecer chabacanos los fundamentos de la moralidad, destruyéndolos. Nuestra principal apuesta será la juventud. La corromperemos, desmoralizaremos, pervertiremos… Sustituyamos por Venezuela el nombre del país al cual se refiere Dulles y vaya coincidencia. ¿Acaso tiene su cara oculta la transición promovida por el Pentágono a través de la CIA y sus adláteres en la OEA y Venezuela? ¿Será la transición planificada desde hace bastante tiempo en la Casa Blanca? Con el menú de siempre: apretarse el cinturón, las expiaciones y los acuerdos, cambiar todo con la misma gente de siempre, con la vuelta de la represión del pasado, y por supuesto con el abandono de la soberanía; de esa manera tendremos un Gobierno dispuesto y obligado a afirmar un tratado de entrega a los intereses foráneos, sin que nadie pueda impedírselo. Oscuro futuro el nuestro.

¿DESLINDE? Contraviniendo la sentencia del TSJ, un representante del Poder Moral no irá al máximo tribunal a presentar su memoria y cuenta, pues lo hará ante la AN. THE IMPEACHMENT. El enjuiciamiento de Donald Trump (The Impeachment). Se está gestando en la más alta esfera del poder de los Estados Unidos. La trama rusa. El Comité de Inteligencia del Senado ha solicitado la comparecencia de Jared Kushner (yerno y asesor de Donald Trump). Todavía gobernaba Barack Obama cuando Kushner mantenía cerradas relaciones con el Kremlin. Casado con una hija del Presidente, este judío ortodoxo asesora a Trump en política exterior e interior. Hasta ahora el escándalo ruso ha sido una contrariedad para el estrenado mandatario; el caso provocó la deserción del teniente general Michael Flynn (Consejo de Seguridad). Tanto la CIA como el FBI y el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes trabajan en el expediente para determinar si el equipo de campaña de Trump se coordinó con Rusia para atacar a Hillary Clinton. Se conoce que Kushner se entrevistó con el embajador ruso en Washington y con un banquero (en la reunión participó el general Flynn, afecto a Putin). Ese encuentro tenía por finalidad establecer una línea de comunicación entre la futura Administración y el Kremlin. En ese entonces la Casa Blanca preparaba sanciones contra Rusia por haber dirigido en los Estados Unidos una intensa campaña de desprestigio contra Clinton. La operación supuso la infiltración en los ordenadores del Partido Demócrata y la incursión en los emails del jefe de campaña de la candidata. Antes de entregar el mando, Obama expulsó a 35 diplomáticos rusos (acusados por el ciber ataque). El senado estadounidense quiere conocer sobre posibles ayudas económicas a las empresas de Trump. Todo indica que puede darse su enjuiciamiento. El último procedimiento similar emprendido tras el caso de Watergate obligó a la renuncia del presidente Richard Nixon (9 de agosto de 1974); por cierto, Hillary Clinton fue miembro del bufete de abogados que llevó la investigación contra Nixon (trae experiencia e irónicamente se ve envuelta en un posible nuevo juicio a un jefe de la Casa Blanca). ALTEZAS. En Venezuela existen dos virreinatos, comprendidos por dos gobernaciones con sus respectivos virreyes. Se trata de un entramado de negociaciones de todo tipo, al calor de las cuales se han amasado fortunas. Se administran contratos y prebendas que respaldan un poderío económico que se permite desconocer al poder nacional. Primero, el virreinato del Zulia, cuyo eje central en apoyo al virrey gobernador lo representa la autoridad única del puerto de Maracaibo. Segundo, el virreinato del Táchira, manejado de manera absolutista por el gobernador virreinal de esa entidad. FLAGRANCIA. La viceministra del Trabajo ordenó al inspector del Trabajo detener

(desconociendo) el reenganche de un numeroso grupo detrabajadores de la Escuela Latino Americana de Medicina Doctor Salvador Allende, quienes sin aviso y sin protesto fueron despedidos por el director de la institución. SECRETISMO. La Sociedad de los 4 otomanos, en sí es un grupo de empresarios de “economía de puertos”, cuya conformación va desde tiendas por departamento, que ofrecen alimentos importados (vendidos a precios inalcanzables aun cuando son traídos a dólares preferenciales), pasando por equipos de futbol, hasta electrodomésticos y toda clase de mercancía (algo así como réplicas de un gran bazar). También domina el espacio de los concursos de belleza, a través de los cuales mantiene relaciones directas con un lan televisivo. En esta ocasión se vale de un interlocutor (dueño y señor de mises, cuya actividad se concentra en cultivar las relaciones con poderosos burócratas y “empresarios” militares, utilizando la magia de las doncellas potenciales candidatas a certámenes de agraciadas muchachas. En política el grupo es elástico y mira “a futuro” financiando tanto a partidos oficialistas como a partidos opositores. Su influencia tiene ramificaciones en todos los poderes públicos. Su característica es la ductilidad de la forma como se adapta a intereses e ideologías. Aun con el secretismo que esa organización mercantil se ha esforzado por imponer a sus actividades, el escandaloso estilo de vida de sus jefes, contrasta con la pobreza de la mayoría de sus empleados. Realmente, la conspiración es el único ingrediente que le faltaba a la Sociedad de los 4 otomanos,  a cual al parecer a decidido aventurarse por ese camino. ZAMORANOS. Atención José Ávila (presidente del INTI): Un ciudadano identificado como Rafael Sucre alias Chino Sucre, hablando en nombre suyo exhorta a los integrantes del Fundo Zamorano Alejandro Humboldt (Monagas) a no seguir trabajando la tierra que se les asignó porque hay una amenaza de desalojo. En el mismo estado, El FONDAS quiere silenciar a los productores de caraotas de la comunidad de Uracoa; el motivo está que a través de su jefa ha dado la producción a pérdida, pero extrañamente insiste en que se les venda la producción. Uno de los productores murió en un accidente de tránsito y otro fue atacado el pasado viernes (¿?). DISCREPANCIA. Un lector encargado de una panadería en Valencia se muestra en desacuerdo con nuestra información de la edición 618, según la cual con un saco de harina se paga una nómina; afirma que con el peso que está sugiriendo el Sundde, de 180 gramos por pan canilla, un saco sólo da para 320 unidades aproximadamente, y las cuales vendidas al precio oficial sugerido no da ni haciendo milagros. Propone hacerle analizar bien las estructuras de costos. Según el lector “lo que está haciendo el Gobierno con las panaderías es sólo desviar la vista de la verdadera realidad”.

Las verdades de Miguel TV
Este domingo 2 de abril de 2017 en Las verdades de Miguel en TV, Canal-i, a las 10 de la mañana, estaré conversando con el profesor Agustín Blanco Muñoz, conductor de la Cátedra Pío Tamayo de la UCV.

Compartir este articulo:

Acerca Miguel Salazar

migueleditor@lasverdadesdemiguel.net +58-424-105.8948